miércoles, 23 de diciembre de 2009

Raconto

Aggiornándose a la moda habitual que se impone en estas fechas, qué mejor manera de terminar el año que recordando algo de lo transitado. Circunscribiendo ese tránsito a lo sucedido aquí, comienzo con uno de los comenarios que fueron acercando a distintos posteos.

Este es un comentario de "Vicky" realizado en "La insoportable virtualidad del ser"

Anónimo dijo...Leí con atención tu post y los comentarios, en medio de una búsqueda para mi tesis. No se si vale la aclaración, pero desde el punto de vista del deseo (wunsch) siempre nos remite a una evocación de las primeras percepciones, un reestablecimiento. Desde la teoria psi de Freud, deseo y necesidad van separados, por tanto mucho de lo que se ve en la web pasa mas por la necesidad interna para procurarse el objeto adecuado, cuando en cambio el deseo se dirige primariamente a la producción alucinatoria de esos signos que representan “esa satisfacción” Lacan habla del lenguaje que en estrecha relación del deseo y la fantasia, se articula en palabra, lo trae a la existencia.En esta época cibernética, vemos como se construyen relaciones “aleatorias” sobre la base de la falta lacaniana, sobre le deseo del otro: este rasgo universal del deseo es especialmente evidente en la histeria: histérico es alguien que sostiene el deseo de otra persona que convierte el deseo de otro en el suyo propio. Es interesante analizar como se define en la actualidad lo real y lo virtual, no ya desde el diccionario, sino como lo definimos nosotros y como conformamos nuestra subjetividad, como aceptamos relaciones como reales que de hecho no lo son, pero si lo son aceptadas socialmente a pesar de tener solo una existencia efímera y aparente, y nos posicionamos al punto de reconocernos como metáforas de otra gente. Pienso que la vida virtual es un escapismo, es un síntoma de soledad, de no compromiso, de no contacto, de un permitirnos y permitir una nueva forma de relación sin compromiso y con el agregado de los permisos para mentir acerca de nosotros mismos y construirnos un personaje que peguen mas acordes con los ideales de belleza, cultura, liberación y superación pero que en definitiva lo único que hace es poner distancia entre los cuerpos, la única relación que son capaces de sostener esos seres llamados a encuentros consigo mismo, dentro de ese mundo virtual donde el exhibicionismo no hace mas que diluir la frontera entre lo privado y lo público, de la misma forma en que se están diluyendo las dicotomías fundacionales, donde nada es como se muestra y donde no se trata de descubrir el “objeto del deseo, ese obscuro” sino el lugar desde donde se desea. En este mundo donde la oferta es tan amplia como la demanda, (por lo tanto a la señorita que exige garantía deberían contestarle que la única garantía es el cambio de un deseo por el siguiente) haríamos muy bien y seria sano que estos benditos monitores; como leí en un articulo, “no nos hagan olvidar los placeres de los cuerpos que se tocan, que se acarician, que se besan, que copulan y que se emocionan y que se emocionan en un largo abrazo”
Bien por vos, bien por ayudar a la reflexión de quienes te siguen.
Saludos
Vicky

Uno de enero de Petitapetitesa en Vegetal II

petitapetitesa dijo...
No se si voy a ser capaz de explicarme. Hablar de sensaciones y sentimientos es de si, ya bastante complejo, y con la facilidad innata que tengo para enredarme, puede ser una empresa harto difícil.

Me gustan los poemas que se sienten, los que salpican, los húmedos, los ardientes, también me gustan los poemas fríos como el hielo, los que arañan, los que dejan huella en la piel, los que despiertan el deseo, los poemas que hacen soñar, los que se clavan y dejan heridas, me gustan sobre todo, los poemas que hacen brillar los ojos, que no dejan salir el aire de los pulmones,los que son como un estallido en el estomago, los que te dejan sin pulso y sin aliento, los que te dejan rendido y hundido, los que aprietan tanto el corazón que sientes que te va a estallar, los poemas sucios, los prohibidos, los pecaminosos, los rebeldes, los raros, los estrafalarios, los poemas que tienen olor, sabor, los que me recuerdan a alguien, los que disparan certeros como balas, los que son puro sexo sin más, los cortos, los largos, los que esconden algo y los que lo enseñan todo…

Buuuffff!!! Te dije que me enredaba con facilidad…. y lo único que quería decir, es que el poema que has publicado, me gusta, es de los que metes en la boca, y se enreda con la saliva y durante un buen rato, sigues notando su sabor en la lengua.

En cuanto a la foto, confesare que robe la primera, y esta segunda ha seguido el mismo camino.

Besos (con la boca llena de tu poema)


Aquí, un extenso diálogo (con intervenciones) en "Inner..."


petitapetitesa dijo...

Exterior…

Piel

Esta noche
Buscaré los detonantes
De tus explosiones interiores
Sobre tu piel minada
De atentados sorpresivos
Uno a uno los buscaré
Uno a uno los estallaré
Hasta llegar al éxtasis
De la destrucción total…

Néstor Martínez

Besos (al gusto)

7 de febrero de 2009 12:02:00 GMT-02:00


AndyPeCas dijo...

La piel de no rozarla con la piel,
se va agrietando.
Los labios de no tocarlos con los labios,
se van secando.
Los ojos de no cruzarlos con los ojos,
se van cerrando.
El cuerpo de no sentirlo con el cuerpo,
se va olvidando.
El alma de no entregarla con el alma,
se va muriendo.



Autor: Bertol Brecht

Es una especie de regalo para vos y un triste espejo para mi...

7 de febrero de 2009 20:46:00 GMT-02:00

Anónimo dijo...

Hermoso poema del autor español, pero me queda una amarga sensación por el comentario anterior, en que espejo triste se esta mirando esa niña. Para ella, uno mas de Hierro:

LLEGUÉ POR EL DOLOR A LA ALEGRÍA (1947)

Supe por el dolor que el alma existe.
Por el dolor, allá en mi reino triste,
un misterioso sol amanecía.

Era alegría la mañana fría
y el viento loco y cálido que embiste.
( Alma que verdes primaveras viste
maravillosamente se rompía. )

Así la siento más. Al cielo apunto
y me responde cuando le pregunto
con dolor tras dolor para mi herida.

Y mientras se ilumina mi cabeza
ruego por el que he sido en la tristeza
a las divinidades de la vida.

Joan

9 de febrero de 2009 18:23:00 GMT-02:00

petitapetitesa dijo...

Espero que no te importe que te conteste en tu casa; el problema de este tipo de comunicación, es que no existe comunicación, tu escribes, y yo se supone que debo contestar, pero ahí acaba todo, siempre el que contesta desde su casa, parece que dice la ultima palabra, y eso, me pone de los nervios, ese es el motivo, por el que últimamente me resisto a contestar a nadie, me gusta hablar, pero no con las paredes.

Mientras que si te contesto en tu casa, serás un caballero y me contestaras, y después de eso yo me tomare la libertad de hacer una replica…y la conversación será, minimamente más fluida, de la otra manera, me queda siempre la sensación de algo inacabado.

Y después del rollazo… lo que quería decir, es, que reconozco que me importa un pito lo que digan los demás de mí, dejando claro que los demás son aquellos que me importan un pito. En cuanto a los otros, los que me importan, se que lo que digan de mi, me lo dirán también “a mi”.

Hace tiempo, que dejo de importarme lo que la gente piense o diga de mi persona, y creeme, se siente uno más ligero.

Besos (pensando en la replica)

9 de febrero de 2009 21:45:00 GMT-02:00


JoP dijo...

El problema del lenguaje escrito es que cuando escribís algo suponiendo que en el texto plasmado esta también plasmada la idea clara de lo que has pensado e intentado expresar, resulta que cuando se lee, el otro puede entender algo diferente. En el lenguaje hablado siempre esta la posibilidad de la aclaración inmediata, la rectificación o ratificación de la idea; del intercambio más fluido.
Mucho más complicado se hace cuando tenés que recurrir a estos artificios de dejar un comentario en un blog y quedarte con la duda de si será leído y sobre todo de cómo será leído.
Por lo tanto, me parece bien que me respondas aquí o en cualquier otro lado.
Cuando escribí el comentario que ahora respondés, no me refería a lo que los otros piensan de uno, digamos en términos perjuiciosos (a lo doña Rosa, digamos, se entiende?), sino a lo que REPRESENTAMOS, para los otros. Es decir, aquello en lo que realmente nos transformamos para los otros (esos otros que sí te importan... Claro que los que te importan un pito, ni siquiera son problema). Incluso creo que el comentario iba más allá y me refería a la representación de objeto amoroso que tenemos y encarnamos para los otros. Eso es la roca inaccesible a la que me refería allí. Uno tiene una idea de uno y cree que el otro (el significativo) la recibe tal cual uno la siente y, sin embargo, muchas veces no es así. Muchas veces nos queda la duda respecto al lugar que ocupamos en su esfera representacional afectiva.

Espero poder haber sido más claro ahora.
No sabés lo que daría por poder hacerte llegar mi correo electrónico o poder tener el tuyo para poder así intentar una comunicación un poco más directa.
Me encanta charlar contigo, sobre todo por el calor que le insuflas a las palabras.

Besos (pensando el la réplica)

10 de febrero de 2009 0:30:00 GMT-02:00

petitapetitesa dijo...

Si de lenguaje escrito hablamos, me gusta la poesía, (La que me gusta) porque no se anda con rodeos, es tan directa como una mirada que no necesita de las palabras.

Es concreta, escueta, y en la mayoría de los casos, desprovista de artificios (La que me gusta, claro). La prosa es diferente, se presta a interpretar, a divagar, a sacar conclusiones; en la poesía (Insisto, la que me gusta), no hay rincones ocultos, lo que lees es lo que hay.

Me parece más excitante, que el poeta diga, “te deseo con hambre”, que un folio lleno de florituras y artificios, y no solo más excitante, también más verdad.

En cuanto a la interpretación que los demás hacen de nosotros a través de la palabra escrita, es algo mucho más complejo, y que no acabo de tener claro; pensare sobre ello.


En el perfil de usuario de mi blog, hay pocos datos, pero si mi correo electrónico.


Besos (escritos, y sin rincones ocultos)

10 de febrero de 2009 15:48:00 GMT-02:00


JoP dijo...

Yo, sin embargo, prefiero la prosa. Tal vez por alguna predispoción personal la prefiero. Pero que no se diga que no hay poesía en la prosa.
Seguiremos pensando juntos.

Besos (escritos, que siempre retornan y sin vértices ocultos)

11 de febrero de 2009 8:08:00 GMT-02:00

petitapetitesa dijo...

Solo una cosa más… estuve pensando en lo que dijiste, acerca de ser reconocibles para los demás a través de las palabras (escritas).

Supongo, que escribir a alguien, es como la fotografía, uno ve a través del objetivo lo que quiere plasmar, el problema reside, en que lo que vemos, acabe plasmado tal y como pretendemos.
Existe algo, más terrible, impactante, bello, vació, simple, complejo, anodino… que una imagen, y solo plasma un instante, un momento, quizás no describa al fotógrafo, puede ser que no sepamos exactamente como es el viendo la fotografía, pero lo que si que tengo claro, es que sabemos exactamente como no es, por eso yo, me quedo con aquello que no son las personas, que para saber como son, siempre hay tiempo.

Me gusta mucho la prosa, lo que pretendía decir con el ejemplo de la poesía, es, que existe un tipo de comunicación escrita, que utiliza las palabras de forma tan directa, que el mensaje es terriblemente claro, y no hay posibilidad de que se transforme por el camino, y no por el hecho de ser concreto y conciso, pierde matices, al contrario, según mi opinión los gana, creo que es lo más parecido al lenguaje físico.

Y para poesía, la prosa de Cortazar.

Y para no repetirme, date por besado (de tenerte confianza, te mandaría el capitulo 7 (-8) de rayuela)

11 de febrero de 2009 15:37:00 GMT-02:00


AndyPeCas dijo...

Ey, ustedes dos!

Más recato que acá los estamos viendo todos!!!!

11 de febrero de 2009 21:37:00 GMT-02:00


JoP dijo...

AndyPecas: Joan dejó aquí, en su preocupación por tu lastimero comentario final a la poesía que transcribiste, otra para vos... Mirá si tenes para entretenerte....


Petit:

Es que precisamente el problema reside en que en lo que vemos termina plasmado lo que pretendemos, o por lo menos lo que "podemos" ver. Afirmar la posibilidad de lo contrario, sería negar la subjetividad. Si existe una realidad; esa es la realidad psíquica. No existe otra posibilidad para los humanos.

Pero me gustó eso de quedarse con lo que las personas "no" son. Coincido en esa idea. Una podría ir construyendo un concepto de alguien por la negativa, en función de lo que no tiene o lo que no es. Probablemente un camino posible. Para saber quién es alguien, se necesitaría muchísimo tiempo y tal vez, nunca se podría lograr tal cometido puesto que no existe inmutabilidad sino modificaciones y evoluciones constantes.
Pensaba que el centro de todo esto, y quizás del arte en general, reside en la posibilidad de lograr transmitir algo tal y como el artista lo pensó y lo imaginó. Si eso se logra, se logra mucho. (Pero también ha venido Umberto Eco a decirnos que toda obra es una obra abierta y nos patea el tablero...)

De todos modos creo que todo se recoge en los fragmentos, a veces aislados, otras no tanto.
La obra habla en parte del artista. Beethoven era un tipo de un carácter terrible e insoportable en su vida cotidiana, sin embargo escribió, por nombrar solo algunas, la quinta sinfonía, la novena y cuarteto 132. Podría decirse que ellas dicen algo de él que en lo cotidiano permanecía oculto o ausente y que en el fondo nos representa a todos en ellas. Este ejemplo podría extenderse al infinito...

En cuanto a la alusión al lenguaje físico, pienso que allí reside el lugar de las grandes verdades.
Sostento que uno puede, por ejemplo, mentir con palabras, de hecho en las palabras reside la posibilidad del engaño, pero es casi imposible mentir con el cuerpo.

Besos (me doy por besado y por recibidos, a pesar de la falta de confianza, los capítulos de Rayuela)


MAMI, en "Santino's dream"


MAMI dijo...

Jop, no entiendo porque le has puesto la música de ET. Aunque seguro que tienes una buena razón.
A mi me recuerda la inocencia, la pureza y la indefección de los bebes, he tenido dos, a lo mejor es éso lo que quieres simbolizar, como matamos la inocencia de un plumazo, como desvirtuamos la pureza con nuestras enseñanzas.
Aunque si te refieres a los sueños, ellos nos hacen sentirnos vivos, besar lo inalcanzable, besar los prohibido, besar en la lejanía.
Besos jop, besos su.
Me encanta la foto.


Petitapetitesa en "Hay días..."

petitapetitesa dijo...

Estoy totalmente de acuerdo contigo en la posibilidad de incordio que poseen las palabras, no solo posibilidad, verdad absoluta. En muchas ocasiones parecen tener vida propia decidiendo por su cuenta crear mal entendidos, conflictos, equívocos, suspicacias…pero también son capaces de crear acuerdos, lazos, equívocos de los buenos, sonrisas, risas, belleza…

Porque volviendo al tema del silencio, es cierto que puede haber comunicación sin palabras, y el silencio como tal, es de una estridencia mayúscula.
La música, la pintura, la fotografía, la danza… las artes plásticas en general comunican sin palabras. Y a nivel personal, la piel, las miradas, las sonrisas todo esto también comunica y mucho, sin necesidad de la palabra dicha. Pero no podemos ir por la vida (no porque no fuese bueno, no) comunicándonos con estas formas (las no habladas) a nivel general o en la distancia, porque no seriamos capaces de hacernos entender.


Creo, y eso encuentro en muchos textos, (el que ilustra este post es un ejemplo) que hay personas que eligen las palabras, como los músicos las notas, o los pintores los colores. De la misma manera que algunas personas son capaces, con el tacto, las miradas o las sonrisas comunicar cosas que trascienden de las palabras, hay personas capaces de crear con las palabras, paisajes de sensaciones únicos.


Aquí, haré un inciso, para decir que me encanto tu incordio semantico, me da la posibilidad de hablar sobre el tema, que me interesa y mucho.

En cuanto ¿quien traviesa a quien? Como yo no soy nada racional, creo que hay velos que matan más que puñales.

Como podrás comprobar, soy la primera que no le hace ningún caso al proverbio árabe, a este, porque hay uno en especial que me gusta mucho:

"Quien no comprende una mirada tampoco comprenderá una larga explicación."

Y para que veas lo poco, poco racional que soy, también me gusta y mucho esta cita:

“Puedes acariciar a la gente con palabras”.
Francis Scott Fitzgerald

Besos (ignoraba que estabas en tu casa virtual con el único propósito de besar (lo has dicho tu) (El incordio de las palabras), de haberlo sabido, cada vez que he necesitado uno habría pasado por aquí)

1 comentario:

petitapetitesa dijo...

Eres malo, malo, malísimo. Pero que vergüenza, (La mía claro) prácticamente desnuda a la vista de todos….

Ahora mismo eres como el Sr. Ebenezer Scrooge, visionando la navidad pasada, miedo me da como siga la presente y más tarde la futura…ainsssssssssssss….

Te salvas por el afecto que te tengo Sr. Malvado y por eso mismo, te dejo en lugar de besos un poema que seguro conoces.

Mass media

De los medios de comunicación
en este mundo tan codificado
con Internet y otras navegaciones
yo sigo prefiriendo
el viejo beso artesanal
que desde siempre comunica tanto

Mario Benedetti

Pero como decimos por aquí, “A falta de pan buenas son tortas”.

Por eso, te mando más besos…jajaja…