lunes, 5 de febrero de 2007

de Susan Sontag

El miedo a envejecer nace del reconocimiento de que uno no está viviendo la vida que desea. Es equivalente a la sensación de estar usando mal el presente.

3 comentarios:

SUSURU dijo...

Yo me pregunto: ¿y qué es el presente? ¿acaso con sólo nombrarlo, ya no se convirtió en pasado? ¿cuánto dura el tiempo presente? Yo no lo sé......

JOP dijo...

El problema, me parece, no es la perspectiva de la transitoriedad, sino de la calidad de esa transitoriedad.

susuru dijo...

Es muy probable que sea como vos decís.....No lo tengo demasiado claro.
Un beso