martes, 1 de enero de 2008

Florencia Farías: “Fin de análisis: del duelo de la madre al deseo del analista”

“El deseo de la madre no es algo que se pueda soportar tal cual, siempre produce estragos. Es estar dentro de la boca de un cocodrilo, eso es la madre”... “Lo que traba el deseo de la madre como incomprensible, loco, es el Ste. Nombre del Padre”.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

La metáfora de estar en la boca del cocodrilo me pareció de lo más realista y de lo más ajustada a la triste realidad....

Un besote de 2008

Andy

susi dijo...

¡Qué fuerte leer esto siendo yo misma madre e hija, quedando en el medio a veces tironeada por esos extremos!!!!!!
Me impresiona pensar en la boca del cocodrilo!!!!!!

erizo dijo...

es tan raro acabar de abrir esta cosa llamada blog. dar click y encontrarme con este pedazo de texto que me es tan familiar, el analisis nos pone en la roca ardiente que es el diván, el texto nos propone una manera de escuchar y esto de escribir en los blogs apaciagua las angustias de soledad.
un saludo. fue usted el primer blog que leo en este mundo que navego desde hoy.

erizo dijo...

es tan absurdo acabar de abrir mi blog. empezar con esta cosa rara que es creer que uno puede encontrar una especie de interlocutor por acá, es absurdo porque lo primero que leo es esta frase devoradora literal y metaforicamente que resulta pensar el deseo de la madre. saludos. bienvenida yo.